La Aceptación de la Orientación Sexual en Hombres Gay y su Repercusión en la Sociedad Mexicana

publicado en: Artículos | 0

Dra. Patricia Magdalena Peña Ruiz

Colaboración de la Dra. Regina Wohlmuth

Introducción

Es muy reciente que se muestre de manera importante que miembros de la comunidad LGBT+, en particular hombres gay, acepten sus orientaciones sexuales y que ello esté siendo reconocido, de manera general, por miembros de la sociedad. Cuando la norma había sido la existencia de hostilidad y desprecio (reconocido como homofobia por estudiosos del tema) hacia toda práctica que fuera disidente de la heterosexualidad. Inclusive se trataba de uno de los tópicos más censurados en la sociedad.

Haciendo un breve resumen sobre la lucha por la inclusión y la aceptación de la comunidad gay y sus miembros, (en México) tenemos que se originó desde hace aproximadamente 50 años. En 1971 nació el Movimiento de Liberación Homosexual. Fue el primer grupo formado por homosexuales en México, que debido a la represión tuvo que operar de manera oculta. No obstante, ya se habían formado tres organizaciones homosexuales:

1. El Frente Homosexual de Acción Revolucionaria

2. Grupo Lambda de Liberación Homosexual

3. Oikabeth grupo de lesbianas.

Para 1978 se realizó la primera marcha por la aceptación gay, la cual fue organizada por el Frente de Liberación Homosexual de México. Cabe mencionar que en este año la marcha fue llevada a cabo sólo por 30 personas, una cifra sumamente baja para el número de homosexuales que se especula debió haber habido en ese año. Con seguridad la razón fue por el grado extremo de represión que existía. 

No solamente se les denominaba “maricas” (entre un sinfín de términos), sino que también se les consideraba como enfermos mentales o, desde una perspectiva religiosa, como gente “poseída” por el demonio. Todo ello desencadenó una serie de tabúes y mitos sobre estas personas. A sólo un año, en 1979, se realiza la Primera marcha del Orgullo Gay en México (en Estados Unidos tuvo lugar una década antes, el 28 de junio de 1969).

Hoy en día la situación que se vive en México es totalmente distinta. Y ello gracias a la globalización y a la lucha por los derechos humanos (entre otros factores), por parte de miembros de la comunidad, tanto de México como de otros países. La tendencia que observamos es precisamente esta creciente aceptación, en particular, de los hombres gay. Como lo ratificaremos por medio de entrevistas. Se trata de un cambio profundo que está modificando no sólo la percepción y las prácticas de aquéllos que se perciben como diferentes sino también las de otros conjuntos sociales.

Promoción de esta aceptación de la sexualidad por parte de la Ibero (2019)

En cuanto a las actividades para promover la aceptación, tenemos que dentro de la Universidad Iberoamericana (Ibero) se realizó toda una semana de actividades para promover conciencia y conocimiento de temas relacionados con la diversidad humana y algunos movimientos sociales. Allí se presentaron diversos conferencistas.

Impacto en el diseño

Diversas marcas se han convertido en las voces de apoyo para problemas como la discriminación sexual y han apostado por lanzar productos de edición limitada con el objetivo de apoyar esta causa y dar las ganancias a diversas organizaciones.

Es a través de las películas, series, novelas, que se promueve la normalización de la aceptación de estos miembros de la comunidad, no sólo en México sino a nivel global. Y el mensaje que se quiere enviar ha dejado de ser motivo de diversión, ahora es por apoyar la causa. Asimismo, se promueve esta aceptación por medio de terapias grupales o individuales. Por ejemplo, a nivel internacional, como en España, el psicólogo catalán Martin (2018) retoma la terapia de la Psicología Afirmativa de Estados Unidos (Affirmative Psychology) que marca las directrices sobre la atención psicológica a personas homosexuales. Terapia que ya es reconocida por la American Psychology Association (APA). Martin especifica que “Entre otras cosas, la APA reconoce la situación específica de las personas homosexuales y nos anima a los profesionales a esforzarnos para comprender mejor el efecto del estigma (prejuicio, discriminación y violencia) y sus diversas manifestaciones contextuales en la vida de las personas lesbianas y gais, al tiempo que nos anima a incrementar nuestro conocimiento y comprensión de la homosexualidad mediante la formación continuada, el entrenamiento, la supervisión y la consultoría. Con estas directrices la APA reconoce que las personas homosexuales hemos vivido unas circunstancias (distintas de las de los heterosexuales) cuyas secuelas requieren una atención especializada por parte de los profesionales de la psicología”.

Entrevistas a hombres gay

Se realizaron tres preguntas a diversas personas gais:

  1. Piensas que la sociedad acepta la homosexualidad?
  2. ¿Tú te aceptas? ¿Se aceptan los gais?
  3. Piensas que los hombres gais aceptan a otros grupos de la comunidad, como las lesbianas,…?

Entrevista I: Profesional del diseño. 32 años

Preg. 1. “En mi experiencia sí hay aceptación. Yo no he sido discriminado por ser gay, ni en mi familia, ni con los amigos, ni en mi trabajo. Ahora las generaciones se han hecho más abiertas, sobre todo en la generación Z.  Vemos cómo generación tras generación se van abriéndose.  La Ibero lo aceptó. En Diseño y Moda es muy gay el ambiente. Somos varios los profesores.  En cambio, mi novio, que es del norte del país, allá el ambiente es más cerrado en todos los aspectos, ni en la familia se habla del tema.

También hay muchas diferencias en cuanto a las profesiones. En médicos y en los de relaciones sociales, el ambiente es más cerrado. Va a depender del ambiente en que te mueves. También hay diferencias entre las clases. Porque lo económico sí influye. Por ejemplo, creo que es menos aceptado en las clases bajas.

Preg. 2. De adolescente yo no me aceptaba. Para mí fue un proceso. Ser gay significa que te gustan los hombres y en mi época de adolescente esto no era tan hablado. Ahora es más fácil aceptarte.  Aunque no es un tema del que hables mucho. En general, los hombres estamos educados para hablar menos.

Preg. 3. Hay una leyenda dentro de la comunidad, de que lesbianas y gais no nos llevamos. Ellas son muy rudas y agresivas. No tenemos nada en común. En general, las lesbianas la tienen más difícil porque son mujeres.

En cuanto a los travestis, para mi están bien. He ido al bar La Perla para ver un show de travestis. Somos una comunidad y lo que nos une es que somos marginados: lesbianas, gais, transgender, Queer, transexuales,… Tenemos un gusto sexual diferente al dominante, que es el heterosexual.

Entrevista II: Profesional de la moda. 50 años

Preg. 1.“Creo que hoy en día la sociedad sí acepta más la homosexualidad y convive abiertamente con miembros homosexuales de su grupo. Creo que no todos, pero la mayoría es más abierta a estos temas. Yo hablo desde mi punto de vista que es el de un señor de ciudad grande que se mueve en un grupo de personas preparadas, que tienen un cierto nivel de cultura y educación.

Preg. 2. Yo creo que la mayoría de los hombres gay hoy por hoy y en estos tiempos se aceptan fácilmente y no lo ven como un problema mayor, no es como antes, hace apenas unos 25/30 años que sí era todo un problema. 

Preg. 3. También pienso que como en todos los grupos sociales sí hay discriminación: los gais discriminan al trasvesti, éste al transexual y éste a su vez discrimina al gay o a las lesbianas, y éstas a los heterosexuales, y así el círculo puede seguir sin fin. Pienso que es una discriminación que se da por falta de información o por miedo a lo diferente y por falta de empatía con otros grupos”.

Entrevista III: Profesional de la moda. 45 años

Preg. 1.“Creo que la sociedad acepta parcialmente la homosexualidad. Es decir, la hegemonía lo acepta en tanto más se parecen las relaciones homosexuales a las heterosexuales: roles definidos dentro de la relación, monogamia, ciclos de vida cumplidos (noviazgo, matrimonio, adopción), éxito financiero, apego a los clichés relacionados con la homosexualidad (conocimiento de moda, arte, estilo de vida, sensibilidad, etc..).

Preg. 2. Los hombres gais sí se aceptan en algunos casos.  Sin embargo, su propia cultura está llena de imaginarios como la hipermasculinidad, la cual provoca que los individuos deseen pertenecer a un cierto tipo de arquetipo masculino. Aquellos hombres que no poseen estas características físicas muchas veces se sienten frustrados ante la imposibilidad de encontrar una pareja (permanente u ocasional). Existen muchos mitos relacionados con el aspecto físico de los hombres homosexuales, y vinculados con el rol sexual dentro de la pareja. 

Preg. 3. En cuanto a la aceptación al interior de otros miembros de la comunidad, como las lesbianas, no es muy común, porque sus dinámicas sociales son distintas y sus problemáticas también. Las comunidades gais siguen siendo guetos muy cerrados, donde pertenecer está condicionado. Incluso por parte de los hombres gay es difícil aceptar a la comunidad transgénero o transexual, lo mismo a los hombres drag.”

Entrevista IV: Profesional en filosofía. 39 años

Preg. 1. “En México, en general no se acepta a la comunidad, hay mucha diversidad de opiniones. Y es un país muy conservador. Lo que uno vive en la Ciudad de México es más aceptado. Los jóvenes chilangos sí están deconstruyendo el género. También los privilegiados en lo económico, y los estudiantes de las preparatorias centrales, como en Coyoacán, Tlalpan, Colonia del Valle, etc. No es lo mismo con los estudiantes de Chalco, de Nezahualcoyotl,…Es decir, que donde hay más aceptación es en la parte metropolitana.  Las personas sí pueden andar de la mano en Ciudad Universitaria, en la Condesa, pero no en el Ajusco”.

Preg. 2. Yo sí me acepto, pero fue un proceso muy complejo.  Me doy cuenta porque ya no estoy incómodo conmigo mismo. No lo oculto, pero no lo digo. En mis redes sociales la gente lo sabe y saben de mi pareja.

Preg. 3. En general, los grupos de hombres gais son tan susceptibles al machismo como cualquier grupo. Todos los grupos discriminan. Hay mucha discriminación, a los gais pasivos, a los afeminados. Un ejemplo son los chacales, son hombres muy atractivos pero morenos, de aspecto popular, puedes salir con ello y tener relaciones, pero no los vas a ver como pareja”.

Entrevista V: Profesional en relaciones internacionales. 35 años

Preg. 1. “Partiendo del entendido de que la pregunta se refiere a la sociedad mexicana en particular, la respuesta en general sería no. La sociedad mexicana sigue siendo bastante conservadora. Preg. 2. Yo personalmente sí me acepto, pero creo que intentar responder a una pregunta tan abierta como es si se aceptan los gais, sería generalizar los procesos individuales que conlleva aceptar la diversidad sexual en una sociedad marcada por el conservadurismo. El proceso de aceptación siempre estará condicionado por las experiencias sociales y familiares de cada uno.

Preg. 3. Definitivamente los hombres gay no aceptan a otros miembros de la comunidad, como las lesbianas. La comunidad gay en México ha reproducido, con algunas excepciones, el patrón del conservadurismo de la sociedad mexicana. En la comunidad los “guetos” son más frecuentes y comunes de lo que parece, y no sólo entre otros grupos de la comunidad LGBT+, sino inclusive dentro de la propia comunidad de hombres homosexuales.”

Los por qués del origen de esta tendencia

Resalta en las percepciones de nuestros informantes que un aspecto importante para que se haya logrado este cambio (aun cuando se considere parcial por la mayoría de ellos) es el factor sociocultural. En particular, la aceptación es mayor en las nuevas generaciones, y esta mayor apertura se da sobre todo en la Ciudad de México, porque el resto del país se expresa más conservador. De igual forma se considera nodal para este cambio la tecnología, dada la viralidad de las redes sociales y de los influencers. Igual se menciona el factor socioeconómico y educativo, señalando que es en las clases altas y en los profesionales en donde existe una mayor aceptación.

No obstante lo anterior, la Dra. Wohlmuth considera que si bien todos estos factores son muy importantes, no son los determinantes para esta aceptación. El ser pobre no lo determina, ni la tecnología, ni el aspecto generacional. Ni siquiera el político, como es la modificación de ciertas leyes a su favor. Lo determinante es el aspecto emocional, la aceptación que tengan ellos personalmente de su orientación sexual. Es de aquí la propuesta de la doctora Wohlmuth de que lo ideal es que la prioridad sea esta lucha.

La normalización de la homosexualidad es un proceso que tiene como principal objetivo romper con los roles tradicionales de los hombres y las mujeres al estar ofreciendo nuevas definiciones sobre la feminidad y la masculinidad.

A manera de conclusiones

Muchos gais nos han mostrado últimamente que existen diferentes formas de ser hombre.  La homosexualidad ya no es vista como una enfermedad ni algo de lo que pueda o deba avergonzarse.  La sociedad ha contribuido a esto al ser más tolerante.

Antes de aceptar y asumirse una persona como  homosexual ha tenido que pasar por un largo periodo de dudas, confusión, verguënza, aislamiento y dolor.

A la vez la sociedad también ha tenido que transformar sus ideas, su concepto acerca de la homosexualidad.

Consideramos que un factor social importante que ha influido en la aceptación de la homosexualidad es el concepto de separación entre sexualidad y reproducción.

Por otro lado cabe mencionar que desde Freud, muchos estudiosos han llegado a la conclusión de que no existen diferencias significativas entre la estructura de la personalidad y la salud mental de las personas heterosexuales y homosexuales.

En el Manual Diagnóstico de American Psychiatric Association, la homosexualidad en si YA NO es considerada un problema psicológico a menos que sea “egosintónico”, es decir que la persona no se sienta a gusto y muestre que no acepta esta condición. Realmente lo que en la actualidad se está manejando es que lo único que distingue a los homosexuales de los heterosexuales es su vida íntima.

En la actualidad, el homosexual está aprendiendo a vivir con su homosexualidad, ya sea a nivel individual o de pareja y eso está ayudando a que vivan de manera más sana y feliz.

Agradecimientos:

Dra. Regina Wohlmuth. Doctora en psicoterapia psicoanalítica. Asociación Psicoanalítica Mexicana (APM).

Mtro. Alfonso Luna. Diseño de Indumentaria y Moda. Universidad Iberoamericana.

Mtro. César Audelo. Coordinación de la Maestría Estrategias para la Innovación del Diseño. Universidad Iberoamericana.

Mtro. Guillermo León. Diseño de Indumentaria y Moda. Universidad Iberoamericana.

Mtro. Arturo Ramos. Diseño de Indumentaria y Moda. Universidad Iberoamericana.

Dr. Enrique Camacho. Departamento de Ciencias Sociales y Políticas. Universidad Iberoamericana.

Mtro. Armando García. Departamento de Relaciones Internacionales. Universidad Iberoamericana.

Paola Andrea Valdés Gómez. Estudiante de Diseño Gráfico. Universidad Iberoamericana.

Oscar de Vega Campo. Estudiante de Diseño Industrial. Universidad Iberoamericana.

Armando Zepeda Salazar. Estudiante de Diseño Industrial. Universidad Iberoamericana.

Bibliografía:

Martin, J. (2018). Quiérete mucho. Manual de éxito psicoemocional para hombres homosexuales. P.17 rocaEditorial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *